El Marketing de la Felicidad

 

La felicidad puede vender

La marca de bebidas más famosa del mundo, Coca Cola, nos deja un ejemplo más del éxito de una buena estrategia de marketing. Después del slogan “la chispa de la vida” que revolucionó las redes sociales, Coca Cola vuelve con “destapa la felicidad”, una sutil llamada a la acción que demuestra que la felicidad vende.

Si lo pensamos bien, uno de los componentes que es completamente necesario para el éxito de una buena campaña de marketing es la cobertura de una necesidad o un deseo por parte de los consumidores.

La generación de emociones dota a las campañas publicitarias de un potencial incalculable pues lejos de la mala práctica de la cosificación, el mundo publicitario ha evolucionado hasta convertirse en una forma de expresión empresarial que trasmite un mensaje trascendental y cercano capaz de conquistar los corazones de los consumidores.

Marketing_y_FelicidadLas estadísticas generales no mienten. Aumenta el número de personas afectadas por la crisis en cuyas vidas, los problemas son los protagonistas. Las noticias expuestas en los medios de comunicación no son demasiado esperanzadoras y como resultado tenemos a una sociedad que ve mermado su tiempo de ocio y que se enfrenta a numerosos problemas diarios generados por la crisis económica mundial.

A estos efectos, podemos apreciar un mayor número de personas combatiendo la ansiedad y el estrés a través de la práctica de deportes al aire libre que además son del todo gratuitos y que nos pueden servir de ejemplo para comprender el alcance de la poderosa campaña de marketing llevada a cabo por Coca Cola.

Los ciberusuarios, tanto como el resto de los habitantes de una sociedad marcada por la frustración, desean recibir noticias y mensajes con un impacto positivo. Y no sólo lo desean sino que además los reciben, tal vez, de una forma distinta a como se podrían haber recibido años atrás cuando la situación se mantenía de forma más estable.

Los sloganes creados por Coca Cola transmiten un mensaje positivo que genera un gran impacto tanto en los consumidores como en aquellos que no lo son pero son partícipes de los mismos. Prueba de este impacto es el posicionamiento y la visibilidad que ha alcanzado la compañía en las redes sociales como Google +, Twitter o Tuenti, red social en la que cuenta con 410.000 fans partícipes de un mensaje positivo que se comparte y que aumenta el consumo del refresco por excelencia.

La misma lógica que ha aplicado Coca Cola para potenciar su campaña de marketing puede ser aplicable a cualquier otro negocio. Quizás la premisa que define todo el esfuerzo que hay detrás de la misma y detrás del mensaje transmitido puede ser resumida en una frase como la siguiente:

“Dale a los clientes no sólo lo que quieren, sino también lo que necesitan”

Bajo esta premisa, la viralidad y el éxito de nuestra campaña de marketing están garantizados.

Ir arriba